Consulta de RFC para las personas físicas

En la actualidad la consulta de RFC se puede llevar a cabo mediante una búsqueda online. Es decir, ingresando al portal del Servicio de Administración Tributaria (SAT).

Las personas físicas, son aquellas que las autoridades tributarias definen como individuos que realizan una actividad laboral dentro de la legalidad, ya sea como empleados asalariados o bien poniendo un negocio por su cuenta.

Consulta de RFC para las personas físicas

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público a través del organismo anteriormente citado, se dedica a vigilar que cada uno de estos individuos aporte las contribuciones que les corresponden de acuerdo a las fechas señaladas en el calendario fiscal.

Un porcentaje de las recaudaciones, es enviado directamente a las dependencias estatales para promover que iniciativas de interés social sigan funcionando de manera adecuada. Dicho de otra manera, una porción del dinero que le entregas al fisco funciona para que personas que verdaderamente ocupan la ayuda del gobierno, la reciban periódicamente.

Además de ayudar al bienestar de las personas que poseen menos recursos económicos, las contribuciones también sirven para la reparación de las obras públicas como lo son las calles, el servicio de alumbrado o la inclusión de más elementos de seguridad pública en los lugares que así se requiera.

Ahora sí, vayamos a lo importante como llevar a cabo una consulta de RFC:

El SAT ha pensado en todo lo necesario para que la búsqueda del RFC dentro de su portal, se convierta en un procedimiento ágil y sumamente sencillo a fin de que cualquier persona pueda hacerlo en poco tiempo.

Una ventaja del Internet que tenemos ahora en muchas partes del país es que gracias a que las redes han mejorado notablemente, hoy en día es posible ingresar a prácticamente cualquier página desde un dispositivo que sea capaz de conectarse a la red.

Me refiero que podemos solicitar una impresión del RFC desde una PC normal, una laptop, una tableta o inclusive desde nuestro teléfono móvil.

– Hay que ingresar a la página oficial del Servicio de Administración Tributaria y dar clic en el sub menú de “Trámites”, como si quisiéramos iniciar el proceso de pre registro al RFC.

En esa sección encontraremos un recuadro que lleva por nombre “Mi Portal”. Mismo que nos pide un par de datos.

– En la parte superior se debe ingresar el RFC con homo clave. En esta sección está permitido tener activada la tecla de “Bloqueo de mayúsculas del teclado”.

– En la parte inferior, tendremos que colocar la contraseña que las autoridades fiscales nos hayan proporcionado. Esta se solicita en el momento en el que el contribuyente le avisa al SAT que desea iniciar operaciones por internet.

Básicamente, lo que el gobierno te pide es que actives la “Fiel”, que es una firma digitalizada que te identifica con los demás, de la misma manera como si se tratara de tu huella digital.

Luego de que hayas colocado tus datos, lo único que debes hacer es pulsar en el botón de ingreso y esperar a que se cargue una nueva ventana. Seguidamente haz caso a todas las indicaciones que se te irán dando para que posteriormente estés en posibilidades de imprimir RFC.

Consulta de RFC

La consulta de RFC es un derecho que las autoridades fiscales le otorgan a todo contribuyente. Sin embargo, la verdad es que son pocos los que saben cómo obtener esa información, si no es que se pusieron en contacto con un asesor del SAT con antelación.

Cabe recordar que en México las personas que cumplen los 18 años (la mayoría de edad establecida por la ley) y que además comienzan sus actividades laborales, ya sea por su cuenta o como parte de una organización, deben tramitar su Registro Federal de Contribuyentes, de modo que el fisco les asigne una cuota de impuestos fija, misma que debe sufragarse de acuerdo a lo dispuesto en el calendario fiscal.

Consulta de RFC

En el caso de que seas una persona que emprendió un pequeño negocio, quizás te convenga realizar una consulta del RFC, puesto que con ello tendrás plena certeza de cuáles son los días en los que tienes que hacer tus contribuciones. En otras palabras, al llevar a cabo esta acción, de manera paralela estarás calendarizando de manera óptima tu año fiscal.

La primer herramienta que debes tener a la mano para poder calcular el RFC es nada más y nada menos que tu firma FIEL, puesto que esta te servirá para poder generar tu contraseña dentro del portal del Servicio de Administración Tributaria.

Para conseguirla basta con que te dirijas al sitio de “Citas SAT”, escojas el centro de atención que quede más cerca de tu domicilio y luego especifique es el tipo de trámite que vas a realizar.

Posteriormente en una nueva ventana te saldrá un calendario en el que deberás elegir el día que más te convenga. Sin embargo, hay que tomar en cuenta que este sistema funciona con un algoritmo de “semáforo”. Eso significa que los días que aparezcan en color rojo, se encuentran totalmente ocupados. Los amarillos están semi saturados y por último en los verdes es en los que hay mayor disponibilidad de horarios.

Imprime el folio generado y prepara la documentación que se te pide para que el día de tu cita, no tengas ningún inconveniente. Una vez que tu firma FIEL que haya sido entregada, firma los documentos que te acreditan como usuario y eso es todo. Después de ese momento, ya estarás en posibilidades de ingresar al portal electrónico del SAT.

El procedimiento para dar de alta una empresa en este sitio es distinto debido a que es el representante legal de la organización quien lleva a cabo el trámite de registro y no un particular.

Retomando el tema de nuestro interés, ya una vez logueado en la página, no sólo podrás conocer las fechas de pago de impuestos, sino que también tendrás las herramientas suficientes como para imprimir el RFC. Así es, los internautas que se hayan dado de alta ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público ahora también pueden solicitar una copia de su Cédula de Identificación Fiscal de forma virtual.

– Inicia sesión en el navegador que tengas dado de alta como “Predeterminado” y en el espacio destinado a colocar direcciones web escribe lo siguiente: www.sat.gob.mx

– Inmediatamente después debes buscar el enlace denominado como “Trámites” (éste lo localizarás fácilmente en la barra horizontal de tono verde que aparece en la página principal).

– Se abrirá una ventana emergente en la que tendrás que localizar el espacio marcado como “Mi Portal”. Se trata de un cuadro de texto sumamente similar al que encontraríamos en una página de servicio de correo electrónico gratuito, ya que en este caso también se lo solicita al usuario que proporcione su nombre (es decir su RFC con homoclave) y la contraseña que le hayan dado al momento de solicitar su FIEL.

– Luego oprime el botón de inicio de sesión y espera a que seas trasladado a la zona de trámites online.

– Aparecerá una ventana en donde te pedirán el nombre con el que te encuentras dado de alta en el Servicio de Administración Tributaria, es decir, tu nombre completo.

– Por último, elige la opción que desees realizar (Por ejemplo, calcular el RFC para imprimirlo) y aguarda hasta que tu cédula de identificación Fiscal aparezca en pantalla. Una de las peculiaridades de este nuevo sistema de gestión de trámites, es que el usuario ya no tiene que descargar el fichero PDF correspondiente a su CIF para luego imprimirlo, sino que ahora los archivos se almacenan en la caché del navegador de forma temporal, para que así los internautas puedan imprimirlo directamente desde el icono de la impresora que se muestra en el explorador de páginas de Internet.

Una vez que el interesado haya cerrado sesión, estos datos desaparecerán por completo de su historial de navegación.

¿Cuáles son las acciones principales que todo contribuyente puede hacer de forma virtual?

Uno de los grandes atractivos que conlleva el poder utilizar el portal del SAT desde la comodidad de tu hogar o bien desde el sitio en donde trabajas es que en tu tiempo libre puedes verificar el estado de tu situación fiscal.

Hay ocasiones en los que un contribuyente desea cambiar su clasificación, ya sea porque se ha convertido en un contribuyente mayor o ha iniciado un negocio por su cuenta. Esta clase de alteraciones al registro poligonal, se pueden hacer por Internet con tan sólo dar unos cuantos clics.

Otro tip importante es que una vez que hayas modificado tu régimen fiscal, deberás estar al pendiente de la dirección de correo que hayas promocionado al momento de pre registrarte en línea, ya que es por medio de ese canal que las autoridades fiscales se pondrán en contacto contigo en caso de alguna duda o aclaración que surja durante el proceso de cambio.

Desde luego, existe una sección especial en la que los contribuyentes pueden interponer una queja, si es que detectan una anomalía referente al pago de sus impuestos.

Por último, sólo nos resta decir que para el Servicio de Administración Tributaria es de suma importancia tener una correcta retroalimentación con los usuarios que visitan su sitio web día a día, por eso cuentan con un buzón de sugerencias en el que los visitantes pueden verter sus comentarios.

Adicionalmente también se encuentra habilitada la opción de chat en tiempo real, para conversar con un asesor.

Tramite de RFC para grupos de trabajadores

El tramite de RFC para trabajadores, comúnmente se realiza por el patrón de una organización. Es decir, la persona que les paga sus salarios a las personas que forman parte de la plantilla laboral de su compañía.

Esto es algo que de acuerdo con lo dispuesto en los reglamentos del Servicio de Administración Tributaria, deben llevar a cabo los jefes en el momento en el que se contraten a dos o más trabajadores.

Tramite de RFC para grupos de trabajadores

El registro es muy fácil y se puede llevar a cabo desde una computadora convencional, aunque también es válido acudir a cualquiera de las oficinas de Internet del SAT dispuestas a lo largo y ancho de la República Mexicana.

El patrón debe entregar un archivo ya sea creado con el software de su propio equipo de cómputo o bien utilizando la aplicación RU del SAT. En ese documento vendrá contenido el nombre completo de cada trabajador.

Registro en línea del trámite de RFC para trabajadores

– Entra a la página oficial del SAT y en la barra horizontal que se encuentra en la parte superior de la pantalla, oprime el enlace de “Trámites”.

– Después elige la opción de RFC” y luego dirígete a preinscripción de personas físicas.

– Rellena cada uno de los datos que se te solicitan en el formulario correspondiente.

– Manda los datos de manera electrónica. Bajo ninguna circunstancia, debes olvidar imprimir el número de folio que aparecerá al finalizar este proceso, ya que sólo con el podrás finalizar el trámite de inscripción al RFC.

– Aguarda hasta que recibas el mensaje de las autoridades fiscales en donde se te indicará la fecha en la que debes pasar a recoger la documentación. (Puede ser por vía telefónica o por correo electrónico).

– Dirígete a la oficina de atención a contribuyentes que hayas seleccionado y recoge tus documentos.

Esta y otras disposiciones jurídicas se encuentran dentro del Código Fiscal de la Federación.