Alta RFC

El Registro Federal de Contribuyentes, también conocido por sus siglas como RFC, es una herramienta que originalmente fue creada nada más y nada menos que por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, como una medida que permitía la identificación e integración de todos los contribuyentes, sin importar la categoría en donde estos se encontraran.

La división básica se puede entender de la siguiente forma: Las Personas Físicas son los particulares que trabajan por honorarios o bien reciben un salario, ya que laboran en una empresa que lleva a cabo actividades dentro del marco de la legalidad.

Alta RFC

Las Personas Morales son organizaciones que ofertan productos y/o servicios a la comunidad, pero que fueron creadas a partir de capital privado.

Algo que se debe tomar en consideración es que uno de los preceptos fundamentales por los cuales se creó el RFC, fue para que, por medio de la recaudación periódica, se pudiera garantizar que las obras públicas no dejarían de suceder.

Por suerte, los esquemas con los que opera el SAT, no se modifican ni siquiera cuando entramos en un periodo electoral a nivel federal, puesto que sin importar el partido político que llegue a “Los Pinos” los planes que se tengan pactados con anterioridad se seguirán cumpliendo en tiempo y forma.

Un factor que ha ayudado a que la macroeconomía de la República Mexicana siga avanzando, es la llegada de nuevo capital extranjero.

¿Cómo iniciar el procedimiento de alta RFC?

El alta RFC lo puede realizar el interesado utilizando cualquiera de las dos siguientes vías: Sí dispone del tiempo suficiente y no quiere entrar en contacto con los canales informáticos, lo que debe hacer es llamar a la línea de atención del SAT y pedir que se le reserve una cita, para conseguir su Cédula de Identificación Fiscal.

Hace no mucho tiempo, esta era la única forma en la que los ciudadanos podían cumplir con esta obligación. El tramite de RFC es gratuito y su estructura no cambia, pese al paso del tiempo.

Los documentos que te van a pedir en el supuesto de calcular RFC de manera presencial son:

– Copia certificada de tu acta de nacimiento (Lo mejor es presentar una que ya se encuentre en formato digitalizado, pues esta posee nuevos candados de seguridad. Sin embargo, también son válidas las actas antiguas, en tanto no tengan tachaduras ni enmendaduras.

– Original y copia fotostática de una identificación oficial vigente que cuente con fotografía (por ejemplo, tu pasaporte, tu credencial del INE o la cartilla del servicio militar nacional, si aún no cumples los 25 años de edad).

– Copia de tu constancia de adición a la CURP.

Por su parte, la metodología para Internet es un poco más tardada, ya que una vez que hayas rellenado el formulario para inscribirte en el RFC, deberás esperar por lo menos diez días luego de que hayas enviado tu información, para que las autoridades fiscales se pongan en contacto contigo y te proporcionen el número de folio necesario para ir a recoger la copia de tu CIF.

Cuando hagas tu cita, revisa que no tengas otro compromiso ese mismo día, pues si la pierdes, el SAT puede bloquearte.

Leave a Comment