Imprimir mi RFC con homoclave

Si alguien me hubiera dicho algunos años que era posible el imprimir mi RFC con homoclave sin tener que abandonar mi hogar o lugar de trabajo, le hubiera dicho que me “estaba tomando el pelo”.

No obstante, esto es una realidad hoy en día y lo mejor de todo es que es muy fácil de hacer. Sólo hay que prestar atención a unas sencillísima se instrucciones y listo.

Conozco a un pariente que se dio de alta en el Servicio de Administración Tributaria hace un par de años y no ha tenido ningún problema relacionado con su CIF, puesto que para empezar le entregaron dos copias de ese documento.

Imprimir mi RFC con homoclave

Una se la dio de inmediato a su empleador, mientras que la otra la almacenó en un lugar seguro, para tenerla a la mano en caso de necesitar alguna copia fotostática.

Yo le dije que se olvidara de sacarle copias a su Cédula de Verificación Fiscal y que mejor la imprimiera, pues la calidad del documento que se entrega a un tercero, es mucho mejor si proviene directamente de un equipo de impresión que funcione con inyección de tinta o con tóner.

Le dije que si tenía a la mano su contraseña para entrar a la página del SAT (www.sat.gob.mx) y me respondió que sí. Pero que en ese momento no podíamos ingresar a la red desde su casa, pues se acababa de cambiar de proveedor de servicio y la nueva compañía le iba instalar el equipo en una semana.

Entonces se me ocurrió que fuéramos a un café Internet, puesto que los únicos datos que se necesitan para acceder a esta página gubernamental son el RFC con homoclave del interesado y su contraseña.

Sin embargo, él me dijo que no quería utilizar una computadora ajena, pues temía que sus datos pudieran ser usados por algún individuo sin su autorización. Le comenté que eso no ocurriría, puesto que el portal del SAT cuenta con varios sistemas de seguridad, que detectan de inmediato las anomalías.

Estaba por agotar mis argumentos, hasta que de repente recordé que también es posible obtener el RFC con homoclave en las salas de Internet de los edificios que corresponden a las oficinas tributarias.

En estos lugares, no es necesario hacer una cita, aunque sí conviene verificar el horario de atención, pues no en todos los estados de la República Mexicana es el mismo.

Básicamente lo que hay que hacer al llegar es esperar a que una de las computadoras se desocupe y comenzar con el procedimiento para imprimir el RFC a color. Puedes ingresar a ese apartado desde la pestaña Servicios que se encuentra en la pantalla de trámites SAT.

Desde luego, sabemos que hay personas que necesitarán el apoyo de un especialista, pues no todas las personas que necesitan calcular el RFC saben utilizar una computadora, puesto que a lo mejor ni siquiera necesitan interactuar con un instrumento de este tipo dentro de su espacio de trabajo.

Por suerte, siempre podrás contar con el apoyo del personal del Servicio de Administración Tributaria, quienes están dispuestos a socorrerte.

Leave a Comment